Ads (728x90)

Enmedio de la escalada verbal y diplomática entre Occidente y Rusia, repleta de gestos y declaraciones cada vez más altisonantes, el general ruso Yury Yakubov, ha pedido que Rusia modernice su doctrina militar, cuya última actualización fue en 2010, para identificar claramente a los EE.UU. y a sus aliados de la OTAN como enemigos principales de Moscú.

Y no solo eso. El general pide que Rusia especifique las condiciones bajo las cuales debería lanzar un ataque nuclear preventivo contra los 28 miembros de la OTAN.

Recordemos que la doctrina militar rusa de 2010, define la expansión de la OTAN como una amenaza a la seguridad nacional de Rusia y reafirma su derecho a utilizar armas nucleares en una postura meramente defensiva, pero está muy lejos de declarar a la OTAN como principal adversario de Moscú y sobretodo está muy lejos de presentar escenarios de ataque nuclear preventivo, algo que inequívocamente recuerda a la Guerra fría.

Filonov Tverskaya trening parad 19_0Yakubov afirma que la guerra informativa que se libra sobre la crisis en Ucrania, en la que el bloque Occidental acusa a Rusia de armar a los separatistas pro-rusos que luchan contra el gobierno en Kiev y el reciente el anuncio de la OTAN de establecer una presencia militar permanente en Europa del Este, han reavivado los temores iniciales de que las reclamaciones de no agresión de la Alianza Atlántica contra Rusia, no son sinceras.

Yury Yakubov
Recordemos lo que el ex presidente ruso, Dmitry Medvedev, dijo en noviembre de 2008, en su primer discurso presidencial al pueblo ruso:

“Rusia desplegará sistemas de misiles Iskander en su enclave de Kaliningrado para neutralizar, si es necesario, el sistema de misiles antibalísticos en Europa”

Se refería, evidentemente, al sistema de misiles anti-balísticos de la OTAN instalado en Europa bajo el pretexto de proteger el continente de los posibles ataques de países como Irán o Corea del Norte, pero cuya orientación, como muchos expertos señalan, era realmente contra Rusia.

escudo-antimisilesLa instalación de dicho escudo se acordó en una cumbre de la OTAN en Lisboa, en el año 2010.

Pues bien, el gobierno ruso cumplió su advertencia y tales medidas se aplicaron a finales del año pasado:

“Rusia ha instalado misiles con un alcance de unos 500 kilómetros en su enclave de Kaliningrado y a lo largo de su frontera con los estados bálticos de Estonia, Letonia y Lituania, según informa el periódico alemán Bild-Zeitung citando a funcionarios de defensa que no ha identificado.

Las imágenes de satélite muestran una cantidad “de dos dígitos” de unidades móviles identificados como “SS-26 Stone”, según el código utilizado por la OTAN código. Los misiles fueron estacionados en los últimos 12 meses. Los SS-26 pueden transportar armamento convencional, así como cabezas nucleares”

Así pues, la tensión aumenta y Rusia no parece dispuesta a ceder a las presiones occidentales.

Más bien parece dispuesta a mostrar todo su músculo militar, como medida de advertencia ante posibles agresiones.

Esto cada vez está más lejos de ser un simple juego político basado en intercambios de declaraciones…



Informa: http://laeradeaquario.blogspot.com.es
Fuente: http://elrobotpescador.com

Publicar un comentario